Alfarería

La alfarería es una de las técnicas que cuenta con menor proporción de artesanos que la practican. La arcilla usada para la producción alfarera se obtiene en las inmediaciones del sitio de residencia de los artesanos.

Las formas producidas por la Widüfe (alfarero) eran utilizadas en el ámbito de lo culinario, en los eventos de intercambio y relaciones sociales, y por sobre todo como recipiente para líquidos y contenedor de alimentos en los protocolos rituales propios de las rogativas y la funebria (protocolo ritual). Como artefacto que contiene y acoge posee una doble función ligada al hecho de recibir y devolver, un elemento mediador que actúa como elemento protector cargado de simbolismo al aunar en sí a los cuatro elementos de la naturaleza (tierra, agua, fuego y aire).

En la actualidad, artesanos ceramistas de origen criollo de la zona norte y centro este de la Provincia recrean modelos ceramios de tradición Mapuche y encuentran en ésta su fuente de inspiración.

La variedad de formas y diseños son realizados con arcilla roja y engobes naturales. El bruñido, el esgrafiado y la cocción completan el proceso.

La técnica de elaboración utilizada es muy similar a la practicada en épocas prehispánicas: se utiliza el chorizo, mediante el cual el artesano levanta un espiral desde la base, cuyo diámetro y altura dependerán de la forma que se quiera dar al cacharro. Las paredes se alisan por dentro y por fuera con los dedos o un trozo de madera, caña, metal.

Las piezas de inspiración Mapuche tienen la superficie alisada, siendo los objetos más frecuentes los metahues y quintahues.


Artesanías Neuquinas SEP © 2015. Todos los derechos reservados.